¿El Cloud computing va a dominar el mundo? | Bootcamp Institute SAPI de CV

¿El Cloud computing va a dominar el mundo?

¿Cloud Computing? ¿Nube Pública? ¿Internet de las cosas? Todas estas tecnologías dominan nuestro día a día. Conoce el surgimiento de la nube y su impacto en nuestra vida cotidiana.

Seguramente has escuchado hablar del Cloud Computing pero tal vez no comprendes bien de qué se trata esta tecnología. Cuando lo traducimos, podemos inferir que “computación en la nube” se refiere a las mismas tecnologías, servicios y aplicaciones de la informática habitual, pero almacenadas en un sistema Cloud, es decir, basado en la nube.

Entonces…

La implementación de datos sobre la nube


¿Qué es la nube?

Es una red de servidores remotos, conectados por internet, que se utiliza para administrar y almacenar datos, obtener capacidad de cómputo, generar redes virtuales y construir infraestructura como software.

Antes del Cloud Computing, se utilizaban los discos duros de almacenamiento interno para resguardar la información, aunque también existían otros recursos más flexibles como los CD, DVD, USB, etcétera.

Con el tiempo, estas unidades de almacenamiento evolucionaron y optimizaron su velocidad de lectura y escritura, su consumo de energía e inclusive su tamaño; sin embargo, eventualmente esto ya no fue suficiente: los dispositivos como computadoras, teléfonos móviles y gadgets inteligentes en general comenzaron a aumentar gradualmente su capacidad de almacenamiento.

Y así es como llegamos a la “cultura de la información”: generamos enormes cantidades de datos en todo momento sobre nosotros y nuestros equipos, es decir, entramos al mundo del Big Data.

Pero donde hay un problema, hay una oportunidad de innovar:

Indirectamente esta fue una de las soluciones que otorgó la Nube. La mayoría de los dispositivos disminuyeron su capacidad de almacenamiento interno ya que los datos pasaron a ocupar un espacio virtual, lo que a su vez, nos permite contar con equipos de cómputo más pequeños, ligeros y con una gran autonomía.

El desarrollo ya no está limitado por el hardware de los equipos, sino sólo por el software y la velocidad de internet. El almacenamiento pasó de ser un hardware (discos duros o discos sólidos y almacenamiento local) a software (información / datos en la nube).

El crecimiento de esta necesidad contribuyó a que se desarrollaran empresas que administran y procesan grandes cantidades de información en lugares conocidos como Centros de Datos.

Y una vez que se contempló la oportunidad de ofrecer estos mismos servicios a otras empresas, el mercado creció y con ello también la tecnología, dando origen a los primeros proveedores de nube pública, como Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure y Google Cloud Platform (GCP).

¿Cuándo utilizamos el Cloud Computing?

La respuesta más concreta es siempre. Si contamos con algún dispositivo que se conecte a un red de Internet, de ley estamos descargando o subiendo datos constantemente sobre nosotros y el uso que le damos.

La información de la nube a través de cualquier dispositivo inteligente

 

Un claro ejemplo es el Internet de las Cosas, (IoT por sus siglas en inglés). Quizá has escuchado poco sobre este concepto, pero podría darte una buena idea sobre cómo es que interactúan las tecnologías Cloud y cómo se insertan cada vez más en nuestro día a día.

El Internet de las Cosas está al alcance de nuestras manos, lo usamos diariamente a través de muchos de nuestros objetos cotidianos: un smartphone, equipos de cómputo, pantallas, asistentes inteligentes… todo dispositivo que utilice una conexión a internet. El que estén conectados implica que la nube está involucrada en el intercambio de información entre dispositivos y servidores.

Así es como trabaja el Internet de las Cosas, conectándose con los demás dispositivos, aprovechando el acceso fácil de la información en la nube y resolviendo problemas al recuperar y procesar todos esos datos en sus redes virtuales.

Y no sólo son los dispositivos, también las aplicaciones que utilizamos y todas las tecnologías que nos facilitan la vida… todo eso es Cloud Computing.

En la medida en que más herramientas cotidianas requieran de información para funcionar, el desarrollo de las tecnologías apuntará de nuevo a la nube para satisfacer la eficiencia y eficacia de su funcionamiento.

Para que todas estas tecnologías funcionen, se requiere de millones de procesos informáticos que se almacenan en sistemas de nube que les ayudan a hacer predicciones, estimaciones y hasta encontrar errores futuros. Esto último está impactando día con día las decisiones de personas, comunidades y gobiernos completos.

Así que la pregunta obligada es: ¿estamos listos para el dominio total de nuestra información por parte del Cloud Computing?

Tal vez ahora no veas los caminos o las consecuencias que pueda tener esto, pero seguramente la respuesta la sabremos en unos años, sobre todo por el acelerado avance de la tecnología y porque cada vez más aumentamos la responsabilidad de los servicios dependientes de la nube.

Deja un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.